24 Febrero 2018

La sordera o hipoacusia es un déficit sensorial que dificulta la adquisición y desarrollo del leguaje, problema que puede paliarse gracias a un diagnóstico temprano en los primeros meses de vida y a un proceso de rehabilitación auditiva y logopédica.

El diagnóstico precoz permite aprovechar la enorme capacidad de aprendizaje de los tres primeros años de vida gracias a la plasticidad cerebral en esta etapa, el/la niño/a accede al lenguaje oral de manera natural, con menos esfuerzo y mejores resultados.

Si una sordera se detecta a tiempo:

  • Favorecer el desarrollo del leguaje.
  • Facilitar el aprendizaje y acceso a la información.
  • Reducir los problemas de comunicación y de relación interpersonal.
  • Disminuir el efecto en todos los procesos cognitivos (memoria, razonamiento, lectura, escritura, etc.)

El programa de detección precoz de la sordera se lleva a cabo en tres fases con las siguientes pruebas:

  1. DETECCIÓN: otoemisiones acústicas.
  2. DIAGNÓSTICO: potenciales evocados auditivos.
  3. TRATAMIENTO:
    1. Tratamiento audioprotésico: audífonos o implante coclear.
    2. Tratamiento logopédico y rehabilitación.
© 2008 asprodesordos.org
desarrollado por diteh